Nuestra aduana cubana

Alberto N Jones

La Aduana de Cuba buscando cobrar el máximo de los visitantes cubanos. Foto: cubaenmiami.com

HAVANA TIMES – Vergonzoso, denigrante, sin precedentes y ofensivo para un cubano dondequiera que esté, es el contenido del video que circula por las redes sociales en el que se observa a funcionarios de Seguridad Aeroportuaria, Aduana e Inmigración en una riña tumultuaria con dos pasajeras venezolanas, en la pista del Aeropuerto Internacional José Martí.

¿Cómo es posible que la imagen de nuestro país, y el respeto por las normas internacionales se pongan en juego de forma tan preocupante? No se puede permitir que la nación caiga a niveles tan bajos, sin demandar que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto y eliminen las causas que motivan esos hechos, que manchan con tinta indeleble a Cuba.

Los ciudadanos cubanos han aceptado en rebeldía cómo la Aduana de Cuba -a diferencia de las del resto del mundo,- les ha impuesto una draconiana escala creciente de precios por sus pertenencias y la facilidad e impunidad con que confiscan estos, en lugar de implementar un sistema de imposición arancelaria de acuerdo con el tipo, calidad y cantidad de lo que se importa.

En mi presencia, viajeros extranjeros con exceso de equipaje son exonerados de dichos pagos, lo que quizás haya propiciado el lamentable incidente con las venezolanas.

Es usual en muchos países subdesarrollados, ver a ciudadanos transportar exceso de equipaje por razones comerciales o para satisfacer necesidades familiares. Bahamas es el ejemplo por excelencia en nuestra región y las empresas de cabotaje a todas las islas del Caribe ofrecen servicios de Puerta a Puerta a razón de $ 1.00 – 2.00 la libra, en lugar de los $10-12 por libra de las “Agencias Autorizadas” que extorsionan al cubano de a pie y enriquecen a privilegiados.

En Cuba, orgullo de Latinoamérica y el mundo, hace muchos años que por razones externas e internas hay déficit de bienes esenciales para la población que van desde medicinas, vestuario y productos alimenticios. Su oferta en las tiendas en moneda nacional no existe o es limitada y está demostrado que en las tiendas recaudadoras de divisas, la calidad no siempre es la mejor y sus precios prohibitivos excluyen a la mayoría de la población.

El poder afectivo de millones de personas en el exterior por sus familiares en Cuba se aprecia con el envío que estos realizan de artículos que ayudan a paliar dichas necesidades. ¿Por qué en vez de facilitar que nuestro pueblo reciba bienes que el Estado no tiene posibilidad de suministrar a precios razonables, se le impone un gravamen y limitan la cantidad?

Es cruel e inexplicable, que después de preparar durante semanas los regalos que les llevaremos a nuestros familiares y pagar el exceso de equipaje en el lugar en que se origina el viaje, los viajeros llegan a Cuba asustados, temblorosos, hipertensos y algunos han colapsado, ante el hostigamiento, presiones y la rapiña de una Aduana que nos ve como enemigos, a pesar de la solidaridad y compromiso demostrada en más de 20 años por nuestros familiares, amigos y vecinos en Cuba.

Llámeseles mulas o como se quiera, mientras estas personas no transporten materiales nocivos al país, debieran verse como importantes agentes cuya acción esquiva cada día los objetivos del bloqueo, en lugar de ser denigradas y convertidas en delincuentes, cuando muchas de estas personas utilizan ese recurso para visitar a sus familiares, debido a sus limitados recursos económicos.

La Aduana General de Cuba y los puntos de control en las carreteras, no pueden seguir siendo el mejor aliado del bloqueo estadounidense, debido a su indolencia, rigidez y el placer con que impiden la entrada de artículos personales, alimentos o equipos inexistentes en Cuba y decomisan lo que la Aduana de los Estados Unidos jamás ha impedido su exportación.

5 comentarios sobre “Nuestra aduana cubana

  • Esta vez estoy de acuerdo con Usted

    Respuesta
  • no es inexplicable, es d efacil explicación, el gobierno, que es quien controla la aduana, no quiere competencia a su monopolio comercial dentro de la isla y prefiere mantener al pueblo pasando hambre antes que ceder un ápice de su dominio.

    ¿cuba orgullo del mundo?

    Respuesta
  • El Estado cubano reafirma cada vez mas su naturaleza rentista, cobrando impuestos descabellados a cambio de nada. Me gustaria que alguien explicara porque un auto de segunda vale 4 veces mas que uno similar en Europa o USA, asi como tambien porque hay que pagar dos “renovaciones” de un pasaporte que solo es valido por seis annos, porque se pagan aranceles aduanales desproporcionados, porque a los pobres cooperantes les cobran hasta 70% de sus honorarios, porque un TV de 32′ cuesta CUC 400 en las TRD’s cuando un TV de 40′ de mejor calidad comprado en Brandsmart en Miami y puesto en mi puerta en la Habana me cuesta USD 320. (20% menos) Sera que todos esos burocratas y jerarcas viven en otro planeta? El problema es que cada vez tiene menos de donde agarrar.

    Respuesta
  • ” Cuba, orgullo de Latinoamérica y el mundo”

    Tu propio artículo demuestra exactamente lo contrario, a no ser que lo estés enfocando desde el punto de vista de las mafias.

    Respuesta
  • Alberto habla usted de la Aduana como si fuera un ente totalmente independiente, quizás para no nombrar al verdadero responsable. No es la Aduana, es el Gobierno de Cuba, sus lideres, quienes durante decenas de años les han impuesto medidas draconianas a su propio pueblo. En Cuba la piramide politica siempre ha estado invertida, no es el pueblo el que debe estar al servicio deo Gobierno, es el Gobierno el que debe ponerse al servicio del pueblo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.