Se exponen obras de Luis Lamothe Duribe en Galería Fayad Jamís

Regina Cano

 

HAVANA TIMES – Reflejar en su obra una especie de etnografía de lo que transcurre en barrios habaneros se ha hecho usual a nuestros ojos en la obra de Luis Lamothe Duribe, desde el recuerdo que poseemos de las primeras exhibiciones de lo que fue Multitud y se ha ido extendiendo en nuestra memoria como un sello en el quehacer artístico de ese creador habanero.

Con la aspiración de evocar la remembranza de algunas puestas en escenas del teatro en la Isla, desde finales de los 70, 80, y pudiera afirmarse que de los 90 también, la exposición Mi Teatro Cubano es la motivación de esta exhibición, que puede apreciarse por estos días en la galería capitalina Fayad Jamís, de Alamar, hasta el 18 de julio.

Lamothe, como se le acostumbra llamar, es un artista al cual se le puede ver recorrer las calles en pos de realizar su labor -curador/montador en la galería de Luz y Oficios, por más de 20 años, el mismo tiempo que de pintor-, pero ese transitar no transcurre de manera infértil, sino que la temática figurativa de sus obras refleja la vida cotidiana del habanero de a pie, sus azares, deseos, sabiduría, su comportamiento errático o exitoso en los barrios de Centro Habana y Habana Vieja, fundamentalmente.

Ese artista reconocido como grabador, soporte en el que acostumbra a presentar su obra, muestra espacios de interacción habitual, señala comportamientos, recrea el actuar en las colas del agro, en el abordaje a las guaguas, la sociabilidad en el nocturno malecón, el reflejo de recordaciones recientes y pasadas, de una población que no deja de aglomerarse y de compartir constantemente su vida en los espacios públicos –“…multitud que va caminando, luchando, resolviendo su vida, compartiendo…”, me refería el propio creador.

El artista convida a una obra que te hace recorrer La Habana conocida ya en tus propios pasos, sufrida y disfrutada en tu propia piel, describiendo en blanco y negro historias anotadas en el Diario de Campo del investigador.

Lamothe no quiere hacerte perder la experiencia, pero no quiere él mismo perder las impresiones de su ciudad natal. El hurgar en la memoria pasada que lo conforma y nos conforma a la vez, lo hace reflejarse en cada grabado donde su figura destaca o no, reafirmando un espacio de pertenencia y participación en esta cotidianidad.

Él nos brinda otra mirada sobre obras de teatro como La Cuarta Pared, Aire Frío, Santa Camila de la Habana Vieja o Requiem por Yarini, a través de linóleos y serigrafías, aunque en esta ocasión incluye tres tacos, Cámara Lenta, Camino de Fe y Deporte Nacional -una matriz de gran formato y que alude a la consabida pelota (el béisbol).

Concurrir a una exposición de Luis Lamothe Duribe es algo que ya extrañaba, una persona abierta a la comunicación, de fácil interrelación con los demás y recordado por su calidez y buen carácter, de formación autodidacta -lo cual no le resta, sino lo contrario- y una autoridad respetada por otros curadores/montadores, por sus conocimientos ganados en la experiencia en esta otra labor que también lo define.

Nota: Galería Fayad Jamís, Tel.: 77653253. Avenida de los Cocos, Zona 7, Alamar.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

Regina Cano

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.