También somos hijos de Dios

Nonardo Perea

Un culto. De la página de Facebook de la Liga Evangélica de Cuba

HAVANA TIMES – A la iglesia Evangélica Pentecostal Asamblea de Dios, las Convenciones Bautistas Occidental y Oriental, La Liga Evangélica de Cuba y la Iglesia Metodista en Cuba:

Primero que todo tenemos que ubicarnos en los tiempos que corren, recordemos que estamos en pleno siglo XXI y todo futuro necesita de cambios, más cuando tanto se ha luchado por nuestros derechos LGTBIQ, para que a estas alturas evangélicos en Cuba usando el nombre de Dios se pronuncien en contra del matrimonio igualitario.

Es penoso y ridículo que se escuden en la política, y mencionen a nuestros líderes históricos, que tal y como lo interpreto en su declaración oficial, al parecer ellos fueron, y son, los que pueden manipular nuestras vidas a su antojo.

Quedé sin palabras cuando leí cómo vinculan a Cuba con otros países comunistas como Vietnam, China, Corea del Norte, y la antigua Unión Soviética, y es que lo que hacen es copiar lo peor de esas naciones que muchos sabemos son represores y están en contra de las personas LGTBIQ, y ni hablar de Rusia.

Pero, lo que les faltó exponer fue la amplia lista de países que sí aceptan el matrimonio igualitario, y no por ello se ha acabado el mundo, entre ellos está Sudáfrica, Republica Checa, Alemania, España, Estados Unidos, Suecia, Finlandia, y la lista se extiende.

Exhorto a estos cristianos que hablan en nombre de Dios y que aman al prójimo como a sí mismo, que realicen un estudio profundo sobre la homosexualidad en esos países que no son socialistas, pero sí aceptan que los seres humanos siempre que no hagan daño al prójimo vivan su vida como les plazca, con amor y respeto.

Recordemos que estamos en Cuba, y no creo saludable que tengamos que calcar la posición homófoba de otros países que de igual modo actúan deliberadamente en nombre de una deidad omnipresente, basándose en la interpretación tradicional de los libros del antiguo testamento y del nuevo, sobre el tema.

Soy gay desde que abrí los ojos al mundo, no pedí nacer homosexual, mucho menos formar parte de una sociedad que discrimina a personas que se diferencian de otras por el simple hecho de vestir diferente o de tener otras preferencias sexuales.

No tengo que arrepentirme de nada, me siento muy orgulloso de ser como soy, porque en mi trayectoria de vida nunca he hecho daño a nadie, soy un ser humano como cualquier otro y considero que todas las personas como yo, tenemos el derecho de contar con los mismos privilegios que tienen todos los que estamos aquí en la tierra.

Supongo que, si todos llegamos a este mundo gracias a la obra del divino, por alguna razón será.

Considero que lo que hay que hacer de inmediato es superar los tabúes existentes, y acabar de una vez de legalizar el matrimonio gay en Cuba, que considero se ha dilatado bastante.

También creo que sería mucho mejor visto que estas iglesias Evangélicas dedicaran más tiempo al activismo social, y en vez de estar pensando en realizar marchas en contra del movimiento LGTBIQ, brinden ayuda en las escuelas con sanos proyectos que sirvan para proteger a niños y niñas con problemas de aceptación, que sufren maltratos, como los sufrí yo en carne propia, cuando durante parte de mi niñez y juventud, fui rechazado y humillado por alumnos y profesores, por ser un hijo de Dios diferente.

Nonardo Perea

Nonardo Perea: Me defino como una persona observadora, me gusta escribir con sinceridad lo que pienso y vivo en carne propia. Para mí resulta un tanto difícil el dialogo, soy tímido y de pocas palabras, es por ello que considero que mi mejor medio de comunicación es la escritura. Vivo en Marianao y tengo 40 años.

9 comentarios sobre “También somos hijos de Dios

  • Claro está que todos somos hijos deDios; y lo de las iglesias evangélicas me parece de una doblez muy condenable, porque para empezar, al referirse a los “líderes históricos”, ignoran ( ¿O en el fondo se adhieren? ) algo tan repugnante como fue la UMAP; e ignoran la historia de represión de todo el campo socialista hacia los gays y que China dejó de castigarlos con la castración solo en los 90. No creo que el estado se tenga que meter entre las sábanas de nadie, pero sí velar por ciertas cosas como es el matrimonio, puesto que el matrimonio como institución social tiene como principal objetivo salvaguardar legalmente al potencial fruto de la unión entre un hombre y una mujer. No en balde su nombre viene de “matrix”, la matriz, la fuente de vida. Al estado le interesa y debe ser así el futuro ciudadano. De otra forma el matrimonio no tiene sentido, pues, efectivamente, para tener una relación estable y armoniosa no es estrictamente necesario casarse, ejemplos sobran No veo porqué a ningún estado le interese el matrimonio gay. ¿Por la cuestión de la herencia? Con ampliar la libertad testamentaria se arregla. ¿Por la pensión y los beneficios sociales? Con reformar la ley de seguridad social se arregla. ¿Cuál es entonces el sentido de querer imponer el matrimonio gay, si no da hijos? La ideología de género es algo que se está imponiendo sin consenso desde la ley; y es un ataque a todos los valores fundamentales de la civilización occidental, empezando por la familia. Y es progresiva: hoy es el matyrimonio gay; mañana le enseñan al niño desde la primaria que no tiene sexo, sino género; pasado te quieren cambiar el lenguaje. Y todo por una ínfima minoría que no llega al 5% de la población mundial. Una cosa es no discriminar a ningún ser humano; y otra imponer una ideología a la fuerza (la que sea); y creo que de imposiciones ideológicas están los cubanos hartos. Casi no me creo cuando digo que estoy de acuerdo con el estado cubano en no imponer el matrimonio gay. Seguro estoy que detrás de esto vendrían mucho más cosas que de verdad no hacen absolutamente ninguna falta. Lo único que debe garantizar la ley es que cada adulto haga con su vida particular lo que le dé la gana. Y se acabó.

    Respuesta
    • Cuando alguien como usted está en la mayoría no entiende el reclamo de una minoría que pide tener derechos iguales. Lo ve insignificante porque no es su problema. Pero cuando es al revés, esas mismas personas pegan el grito al cielo por ser discriminados. Y si, es curioso que usted coincide plenamente con Fidel, Raul, Kim y Putín.

      Respuesta
      • anti- impérialista:

        A mí me importa un pito con quién se acuesta cada cual. No es mi problema; y jamás he discriminado a nadie por eso, ni lo he odiado, ni despreciado, ahora bien, conmigo nadie hace ingeniería social, ni me impone una ideología. El matrimonio gay no es nada más que un elemento del problema, porque se trata de todo un paquete.

        Respuesta
    • No me parece suficiente argumento violar derechos solo porque ‘no es del interés del estado’….. apuesto que a los que eran estados esclavistas tampoco les importaban los derechos de las personas de la raza negra. Lo hacía éso correcto??? Justificaba eso la esclavitud??? Significaba éso que no era necesario cambiarlo??? Me gustaría creer que sabe las respuestas!!!
      Con todo respeto… Al carajo el estado, no me interesa en lo más mínimo lo que piense, quiera, o busque ‘el estado’ menos uno que jamás le han importado mis necesidades.
      Pero decir que para los seres humanos la única intención de casarse es la procreación me parece primitivo y aberrante… está usted diciendo que para las personas estériles no tiene sentido casarse???
      Me parece que su teoría lleva un poquito más de análisis, aunque… si no le afecta en lo personal no sé que le preocupa quién se casé y quién no.
      Cómo no entiende, le explico: se trata de derechos, de que a nadie le gusta, y no tendría por qué, que le prohíban lo que si le permiten a otros.
      Por último…. Sabe usted el significado de la palabra imposición??? A usted, que yo sepa, nadie le impone nada en este tema…. si no le interesan las bodas gay con no ir a ninguna tiene.

      Respuesta
  • Las religiones o todo el que denigre a una orientación sexual diferente está actuando mal, por desconocimiento o por el simple hecho de un odio ciego. Ellos no son fenómenos, son seres humanos que tienen valores espirituales. El odio colectivo, el dejarse llevar por estas ideas es el verdadero fenómeno de la negación al mundo real. Esta gente se adhiere a patrones patriarcales y totalitarios que no aceptan lo anticonvencional. Como en muchos países árabes tratan a la mujer, que ni siquiera podía sacar un permiso para manejar un auto. !!Viva la diversidad sexual!!

    Respuesta
  • Tambien los disidentes politicos son una minoria y no por eso seguimos apoyando su derecho a disentir

    Respuesta
  • ¿Hijos de Dios? ¿De cual “Dios” se está hablando en este artículo? ¿De Jehová, el Dios de los antiguos hebreos, el personaje protagonista de la Biblia?
    Cuando leemos la Biblia, vemos enseguida que Jehová es muy celoso, iracundo y agresivo, y se molesta por cualquier cosa que los humanos hagan que a él no le guste. Además, se la pasa todo el tiempo amenazando a lo seres humanos con castigarlos, destruirlos, y hacerlos sufrir enormemente.
    La Biblia está repleta de actos de genocidio perpetrados este iracundo “Dios”, actos como un diluvio universal para exterminar a la humanidad, incendiar ciudades (Sodoma y Gomorra, por ejemplo) con fuego para eliminar a quienes ahí viven, así como amenazas de exterminar de nuevo a la humanidad con fuego al final de los tiempos. Él amenaza a los humanos con hacerlos sufrir eternamente en el infierno. Además, él mismo ordena a sus seguidores asesinar cruelmente a quienes no obedecen sus órdenes. Este comportamiento es típico de un verdadero terrorista y de un asesino sádico y sanguinario. Jehová es un verdadero demonio;
    Si este “Dios” existe realmente, entonces no dudo que es él quien inspira las mentes de sus seguidores para hacer actos aberrantes como asesinar a los “infieles”, a los homosexuales, a las mujeres “brujas”, y a todo el que no cumpla con su ley. Más bien parece un verdadero demonio, y no un Dios. Lean bien la Biblia, por favor, y comiencen desde el principio, desde el Génesis, y verán que no les miento.

    Respuesta
  • El matrimonio!!!????
    Quien se atreve a hablar del matrimonio como la sagrada institución que salvaguarda a la familia, que su propósito es garantizar la vida de su prole y se concibió sólo con ese propósito, nunca ha estudiado el surgimiento de esa institución. Tampoco ha estudiado el surgimiento de la familia que es una institución mucho anterior al matrimonio y el concepto de familia ha ido variando en el tiempo desde una comunidad de muchos miembros sin prevalencia patriarcal -mas humana e inclusiva- hasta la familia actual concebida por el cristianismo y oficializada por ese ACTO CONTRACTUAL ECONOMICO que es el matrimonio, una declaración de derechos económicos aceptada por las partes.
    Para fusionar riquezas hoy y antes, reinados, se usó imprescindiblemente el matrimonio santificado por el Papa, o el Obispo o el presbítero…
    No es esa institución la que garantiza la Unión de por vida, “hasta que la muerte nos separe” Qué hay de la infidelidad conyugal? De la Patria Potestad, de la custodia de los hijos, de la repartición de los bienes gananciales? Dónde quedó el amor y la preservación de la vida? La iglesia inventó el matrimonio que garantizaba la salvaguarda de los bienes.
    Nunca ha aceptado el divorcio y no por ello, deja de haber divorcios.
    Todo eso es una gran hipocresía y por eso no apruebo el matrimonio igualitario como tampoco le concedo importancia al clásico.
    Si le otorgo aprobación al igualitario sólo es para que se admita legalmente las uniones de personas con independencia de su sexo biológico, porque no son diferentes, son seres humanos iguales que los demás y no como el nazi-fascismo y otras ideologías totalitarias, que los condenan, si no puede ser a la muerte, a ser desterrados de por vida en su propia casa, escuela, trabajo y hasta en la tierra y la Patria que los vio nacer y NO ES JUSTO!!!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.