Fernando Ravsberg cierra su blog sobre Cuba

Fernando Ravsberg

 

HAVANA TIMES – Hoy nos sorprendió la decisión del periodista Fernando Ravsberg de cerrar su blog, Cartas desde Cuba, fundado en el 2007.

Ravsberg había sido hostigado por las autoridades por incluir en su blog artículos en diferentes momentos que cuestionaban políticas del gobierno, un pecado para los más conservadores del Partido Comunista de Cuba.

Durante varios años incluimos los artículos de Ravsberg en inglés (traducidos por nosotros) y en español, en las páginas de Havana Times, algo que fue discontinuado en febrero de este año a petición del periodista uruguayo, residente en Cuba por más de 25 años.

Sabiendo que tiene muchas habilidades periodísticas y docentes, estamos seguros que Ravsberg encontrará otros espacios para aportar sus conocimientos. ¡Le deseamos lo mejor!

A continuación, republicamos el último post de Cartas desde Cuba de Fernando Ravsberg.

 

“En costa lejana y en mar de Pasión, dijimos adioses sin decir adiós”, Gabriela Mistral

Fernando Ravsberg 

12 de julio

Este es el último post de Cartas desde Cuba, lo escribo con tristeza. Tras una década de en el ciberespacio informando sobre la realidad de los cubanos, el blog debe desaparecer, ya no tengo posibilidades de continuar, el cerco se ha cerrado.

Primero se negaron a acreditarme por El siglo-europeo, revista a la que está suscriptos todos los diputados del partido de gobierno de España, y después por Le Monde Diplomatique. Me quedó claro que vetarían cualquier medio que presentara.

Impidiéndome ejercer el periodismo en Cuba, me obligan a buscar trabajo fuera, ampliar las asesorías que realizo y, tal vez, volver a impartir clases, como he hecho en la universidad de La Habana, en la Complutense de Madrid o en la de Tijuana.

Quisiera aprovechar además para escribir otro libro sobre mis años en Cuba, lo cual no había podido hacer debido a la falta de tiempo. Cartas consumía muchísimas de mis energías, escribiendo los post, aprobando comentarios o participando de los debates.

No me quejo, hicimos buenas cosas, llamamos la atención sobre la muerte de una treintena de pacientes del psiquiátrico, sobre la corrupción en la aviación civil en tiempos del General Acevedo o sobre la extraña negociación que precedió al reciente accidente aéreo.

Lo que más me enorgullece es pensar que gracias a Cartas se conoció y resolvió la intervención quirúrgica en España de Rafaelito y apareció la pieza de repuesto del aparato de radiaciones para enfermos de cáncer del hospital Ameijeiras, la cual llevaba 20 días durmiendo en la aduana.

Rompimos el dialogo de “guetos”, logrando que unos y otros oigan los argumentos del adversario, y demostrando que cubanos de diferentes tendencias políticas pueden debatir en un ambiente de respeto, si se crea el marco adecuado para ello.

Cierto es que usamos un lenguaje duro y poco diplomático. Tiene que ver con la forma de discutir del rioplatense y con el apasionamiento de los caribeños. Sin embargo, al final tuvimos comentarios basados en argumentos y respaldados por fuentes.

Una de las críticas que me hicieron en la dirección de la Unión de Periodistas de Cuba fue permitir que personas contrarias a la Revolución la criticaran. “Tú sabes que el periodismo digital es el artículo de prensa más los comentarios”, me dijo la especialista.

Decía la verdad pero en Cartas se les brindó el mismo espacio a los revolucionarios para que expresaran sus puntos de vista. Confundir el papel de “mediador” del periodista digital con el del “censor” es un grave error que solo sirve para perder credibilidad.

Cartas fue un espacio para todos y la mayor prueba es que los últimos meses hemos vivido de las contribuciones de nuestros lectores. Recibimos 3810 euros entre los aportes llegados por el crowdfunding, lo que entró a mi banco y lo entregado directamente en mano.

En la cuenta bancaria que abrimos en Cuba, a pedido de nuestros lectores, hemos recibido nada menos que $ 2730.71. Me sentí feliz de que tantos cubanos de dentro y de fuera de la isla hayan considerado que valía la pena aportar para mantener vivo el blog

Los enemigos de Cartas son muchos menos pero bastante más poderosos. Al final han logrado que el gobierno ceda a sus exigencias, a pesar de que nunca pudieron probar que me haya plegado a ninguna agenda política enemiga de Cuba ni recibido dinero de nadie.

Muy por el contrario, desde que dejamos BBC hace más de 4 años, mantener Cartas desde Cuba ha costado alrededor de 30 mil dólares, dinero que provenía íntegramente de los ingresos por mi trabajo como periodista y de los ahorros de toda mi vida.

Durante las últimas semanas la seguridad se ha convertido en un problema mayor, hemos tenido que gastar muchos recursos en fortalecer nuestra protección contra miles de ataques diarios, algunos generados por robots en busca de nuestras vulnerabilidades.

Me entristece que este proyecto muera pero me siento ampliamente pagado por la solidaridad de todos ustedes, expresada personalmente, en las redes sociales y en la blogosfera. Sin la menor duda, en el balance entre mi trabajo y el amor recibido de la nación cubana, quedo en deuda.

Cuando Cartas surgió a fines del 2007 era una pequeña balsa tratando de mantenerse a flote entre los mares embravecidos de los extremos. Hoy se multiplican los espacios periodísticos impulsados por jóvenes cubanos que buscan navegar sin más timón que la verdad y también quienes, desde los mismos medios oficiales, luchan por cambiar las cosas.

Ponen proa hacia el sueño de Mandela de crear una prensa “libre de la interferencia del Estado”, con “la suficiente independencia de los intereses creados” y gozando “de la protección de la Constitución, de manera que pueda proteger nuestros derechos como ciudadanos”.

En Cuba la Era está pariendo un periodismo diferente o debería decir que está pariendo diferentes periodismos. Poco a poco, como en un mosaico de Fuster, va naciendo la prensa que los cubanos reclaman, reflejo fiel de la sociedad y de los problemas que de verdad preocupan a la ciudadanía.

Se hace camino al andar y por eso quiero creer que Cartas desde Cuba fue un pasito más en el nacimiento de ese nuevo periodismo cubano. Gracias a todos los lectores por estar siempre y gracias a la nación cubana por haberme acogido como a un hijo.

12 comentarios sobre “Fernando Ravsberg cierra su blog sobre Cuba

  • que bueno que se acaba de ir del aire, este no era otro de un apoyador con un poquitin de incomodidad, hasta trato el asesinato de paya como accidente, sin preguntarse nunca nada, tampoco hablaba sobre el asesinato del remolcador 13 de marzo, este individuo lo que hizo por mucho tiempo fue vivir la dulce vida como correponsal de prensa extranjera en cuba, donde sabe que los extranjeros son como dioses en una pais con una apartheid de ciudadania solapado pero mas que evidente. Pero ya por todas partes se sabe quien es y por eso no le da trabajo nadie, porque ademas de “periodista” es tergiversador de la verdad a favor de la dictadura cubana. yo, me alegro y mucho.

    Respuesta
    • Casi totalmente de acuerdo con Milio

      Respuesta
  • ¡No siento! Se cuidó mucho, muchísimo durante su “carrera” periodística en La Habana, de mencionar las causas de los problemas. Justificó más que las llagas que hurgó. Pero aún así, le deseo mejor que lo que él le deseó a muchos otr@s en la Isla que sufren desde mucho antes que él los desmanes de la dictadura. ¡Hasta la vista, “beibi”!

    Respuesta
  • No puedo más que decir esto: se lo merece, para que aprenda lo que es la dictadura a quien tanto le tiró la toalla en detrimento de los que se enfrentan a ella, a quienes no se cansó de diffamar y tratar de desprestigiar.

    Respuesta
  • Es triste que se cierre este blog. Para mí ha sido uno de los preferidos por no dejarse arrastrar por las pasiones extremas, todas cargadas de animosidad subjetiva y sedientas de linchamientos políticos. Mucho me ha gustado la serenidad, ecuanimidad, balance, moderación y respeto de este gran periodista que es Fernando Ravsberg. Como dijo Martí, la palabra se ha hecho para decir la verdad y no para ocultarla. Quizás hoy también censuraron al Apóstol, ese mismo cuyo pensamiento universal reza como el primer precepto de nuestra Constitución….
    Gracias, Fernando!!!

    Respuesta
  • estoy triste porque este gobierno pueda hacerle esto a alguien, también estoy triste porque a una persona le han cortado su libertad de seguir adelante con un proyecto al que se dedicó en cuerpo y alma durante 10 años y estoy seguro que eso le ha dolido mucho, estoy triste porque aunque FR , desde mi punto de vista, tiene una peligrosa vision tolerante y legitimista de la dictadura, no creo q lo haya hecho por maldad así que nada tenía personalmente contra él.

    No dudo de que para él vivir en cuba haya sido un placer y seguramente tenía muchas ventajas que los demás no tenemos y alguna vez yo hablé de lo subjetivo de sus análisis debido a esos beneficios asociados a vivir en cuba siendo un foraneo con billete verde, pero aprovechar las ventajas del sistema no es lo mismo que aprovechar el sistema, apuntalar el sistema, beneficiarse del sistema a sabiendas de que exprime al resto de los cubanos como han hecho y hacen silvio rodriguez y algunos periodistas oficiales a los cuales si desprecio profundamente.

    Respuesta
  • Finalmente Fernando cayo bajo fuego amigo. Le pusieron la mordaza porque se le olvido que en una dictadura comunista no hay periodistas sino propagandistas.

    Respuesta
  • “A cada puerco le llega su Navidad”. Una muestra mas que con el regimen no se puede estar en la cerca: o lo apoyas 100% o lo criticas 100%. Es triste que tengan que pasar estas cosas para que algunos acaben de abrir los ojos. Ahora a esperar el comentario de Don Elio.

    Respuesta
  • Un blog genuino, verdadero, es aquel que respete las opiniones de los comentaristas en pro y en contra del artículo publicado ( ojo, me refiero a comentarios respetuosos , fuera del “clancleteo” y la grosería). Fui lector de Cartas desde Cuba durante un tiempo, hasta que percibí que el señor Ravsberg (en mi opinión) no se diferenciaba practicamente en nada de los blogueros fundamentalistas de uno u otro bando, censurando cuanto comentario no le convenía. Soy un convencido defensor de la libertad de expresión y criterio porque creo es uno de los pilares de la democracia; entonces, al percibir la tijera de la censura (a veces abiertamente , otras más velada) en Cartas desde Cuba, perdí el interés en visitar el site, su aparente pluralidad la comprendí como una falacia.

    Respuesta
  • Con esta acción se retrocede aun más en la libertad de prensa que significará también el resto de las demás libertades. Si algo ha hecho la diferencia en la Cuba de hoy es la pluralización de la prensa. El poder cuestionar al antes intocable gobierno cubano. Por otra parte es injusto desde el momento en que detrás de su blog hay un esfuerzo personal, nadie le regaló nada. Eso es lo que siente la mayor parte del pueblo cubano a cada instante en su cotidianidad, que cada vez está más solo. Ahora Ravsberg estará mucho más cerca de nuestro pueblo, porque en el fondo sentía que la Revolución Cubana le pertenecía, y como se percibe en su propia persona, lo que existe en Cuba hoy es un gobierno parásito y ciego de poder.

    Respuesta
  • Si quiere que siga su blog, nadie se lo prohibe, hay plataformas gratuitas donde puede tener su blog, o poner en facebook sus artículos. Tampoco tiene que irse de Cuba, lo que sucede es que nunca ha querido vivir como un cubano, nunca gestionó su residencia cubana porque le convenía su status de residente extranjero. Qué se quede, él que tanto defiende la eduación y la salud cubana.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.