Gobierno de Nicaragua rechaza informe de ONU sobre sus violaciones a DDHH

Zeid Raad al Hussein, alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos: “La violencia y la impunidad de los últimos cuatro meses han puesto de relieve la fragilidad de las instituciones del país y del Estado de derecho, y han generado un contexto de miedo y desconfianza”.

HAVANA TIMES – El Gobierno de Daniel Ortega rechazó hoy un informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) sobre violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, por considerarlo “sesgado, prejuiciado y parcializado”.

“El Gobierno rechaza de manera integral el denominado informe presentado por la OACNUDH, por considerarlo subjetivo, sesgado, prejuiciado y notoriamente parcializado, redactado bajo la influencia de sectores vinculados a la oposición”, respondió el Ejecutivo nicaragüense en un comunicado que luego fue publicado en la página de la OACNUDH

El organismo pidió en un informe presentado hoy medidas urgentes para abordar la crisis de derechos humanos que vive Nicaragua, donde denunció “represión y represalias” contra los manifestantes que desde abril protestan contra el Gobierno de Ortega.

El informe de la ONU documenta, entre el 18 de abril y el 18 de agosto, violaciones como el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía que van desde detenciones arbitrarias y generalizadas, torturas y malos tratos hasta desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, además de violaciones del derecho a la libertad de opinión, expresión y reunión pacífica.

“La violencia y la impunidad de los últimos cuatro meses han puesto de relieve la fragilidad de las instituciones del país y del Estado de derecho, y han generado un contexto de miedo y desconfianza”, añadió el titular de la institución, Zeid Ra’ad Al Hussein.

Asimismo, Al Hussein llamó al Consejo de Derechos Humanos y a la comunidad internacional a adoptar “medidas específicas” para evitar disturbios sociales y políticos aún más graves, así como a exigir responsabilidades por las violaciones y abusos de derechos humanos y reparar a las víctimas.

Gobierno de Ortega dice que todo es falso

El Gobierno de Ortega respondió hoy que “no es Política de Estado la represión de protestas sociales pacíficas y menos el uso excesivo y arbitrario de fuerzas por parte de la Policía Nacional”.

El canciller de Nicaragua Denis Moncada. Foto de archivo

“Rechazamos las ligeras e infundadas afirmaciones en contra del Estado de Nicaragua y en particular, en contra de la Policía Nacional, basadas en simples denuncias de hechos no esclarecidos y que aún se encuentran en proceso investigativo por las autoridades competentes del país”, agregó el documento.

En rueda de prensa, tras conocerse el informe de la ONU y la reacción del Gobierno de Nicaragua, el coordinador de Naciones Unidas en Managua, Guillermo Fernández Maldonado, afirmó que el proceso del informe “no se hace a escondidas del Gobierno sino en consulta con el Gobierno y responde al mandato universal de la ACNUDH”.

Fernández aclaró que el informe se elaboró después de realizar “decenas de reuniones, centenares de entrevistas y revisión de documentos”, entre los que se incluyen 40 comunicaciones de ministerios de Nicaragua.

La creación de una Comisión Internacional de Investigación “para asegurar el acceso a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas” es una de las propuestas dictadas hoy por la OACNUDH para solucionar la crisis en el país.

A través de un tuit la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la OEA, y su misión desplegada en Nicaragua, dijeron respaldar el informe. “Coincidimos integralmente con el diagnóstico”, expresó la CIDH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.