La diplomacia de las sanciones

Elio Delgado Legón

ilustración: www.debtloanpayoff.com

HAVANA TIMES – La palabra diplomacia nos da la idea de buenas relaciones entre las naciones, incluso entre las personas, contraponiéndola a la violencia, a las amenazas y al chantaje para lograr que el interlocutor se conduzca de determinada forma.

En la antigüedad eso no existía, pues regía la ley del más fuerte y así se construyeron imperios que invadían y se apoderaban de territorios y convertían a sus habitantes en esclavos. Algunos de esos imperios duraron siglos, pero al final se derrumbaron y fueron derrotados.

En la era más moderna, el imperío napoleónico fue derrotado en Rusia y así llegó a su fin. La Alemania hitleriana trató de apoderarse de medio mundo para construir un imperio, pero fue derrotada en la Unión Soviética, que la hizo retroceder hasta las calles de Berlín. Fue el último intento de aplicar dicha ley, porque no existían leyes ni organizaciones capaces de poner coto a esos desmanes.

Terminada la Segunda Guerra Mundial y derrotados los fascistas en los distintos escenarios donde actuaban, el mundo sintió la necesidad de tener una organización que impusiera orden y un cuerpo legal que, al menos en teoría, no pudiera ser violado.

Se creó la Organización de Naciones Unidas (ONU) y todos los organismos internacionales adjuntos, que eran necesarios para mantener la paz mundial y contribuir al desarrollo de los países más vulnerables. Se suponía que no volvería a imperar jamás la ley del más fuerte ni la diplomacia de las cañoneras, que imperó durante mucho tiempo.

Pero esas suposiciones se vieron burladas desde antes de que el mundo se organizara con el deseo de que todas las controversias entre países fueran resueltas mediante la diplomacia. El 6 y el 9 de agosto de 1945, ya terminada la guerra, Estados Unidos cometió la masacre más grande contra civiles en toda la historia de la humanidad, cuando lanzó sendas bombas atómicas sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, con el único objetivo de chantajear al mundo, mostrando de lo que era capaz el naciente imperio.

Desde entonces, la diplomacia que utilizó Estados Unidos para convencer a los países de que debían obedecerle, fue la del chantaje, del terror, de la amenaza, de la fuerza y de la agresión armada y la invasión de territorios, como en los más remotos tiempos cuando imperaba solo la fuerza.

La variante más moderna de diplomacia utilizada por los gobiernos estadounidenses, junto con la amenaza, el chantaje y la agresión, es la de las sanciones. Si no haces lo que yo quiero, lo que sea de mi agrado, te sanciono. Esa es la lógica del imperio más fuerte militarmente que haya existido jamás.

Nadie le dio la potestad para decidir unilateralmente una sanción contra otro país, e incluso contra personas de otros países. No importa que no exista una ley en el derecho internacional, que les dé potestad para hacerlo. Sencillamente se lo arrogan, porque son los más fuertes, lo que significa una regresión a la época en que imperaba la ley del más fuerte, porque no existía ni el derecho internacional ni la ONU.

A Cuba, por ejemplo, le aplican un bloqueo económico, comercial y financiero desde hace casi 60 años, porque no les gusta el sistema político y social decidido soberanamente por nuestro pueblo y tratan de rendirlo por hambre y enfermedades.

En la actualidad, el gobierno de Estados Unidos ha dictado sanciones contra decenas de países para obligarlos a acatar sus órdenes. Muchas veces, para justificar sus acciones, esgrimen pretextos inventados que nada tienen que ver con la realidad, apoyados por los medios que les son afines.

En Siria, por ejemplo, apoyados por otros países, organizó una guerra interna contra el Gobierno legítimo de Bashar al-Assad, para ello apoyó a los grupos terroristas, incluyendo al autodenominado Estado Islámico, con el objetivo de cambiar el Gobierno.

En una ocasión, los terroristas realizaron un ataque químico que mató a decenas de civiles para culpar al Gobierno sirio. Después escenificaron un falso ataque químico y con ese pretexto realizaron un ataque con misiles contra el ejército sirio, y en días recientes han estado preparando otro ataque simulado para utilizarlo como pretexto y atacar al ejército que ya está a punto de expulsar a los terroristas de su territorio.

Sería interminable la lista de países y dirigentes de los mismos que han sido sancionados, sin juicio, sin el debido proceso, sin darles el derecho a la defensa. Hoy para Estados Unidos solo existe la diplomacia de las sanciones. ¿Hasta cuándo?

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

7 comentarios sobre “La diplomacia de las sanciones

  • elio, no seas mentiroso, a cuba le aplican un embargo porque primero le quito propiedades a norteamericanos por las cuales no pago un centavo (tambien se las quitaron a cubanos y espanoles, pero esos no tienen quien los defienda) segundo cuba decidio hacerse enemigo de eeuu, politica e ideologicamente, por lo tanto eeuu no tiene la obligacion de alimentar a un contrario, asi que lo que queda es joderse. a todo lo que esta pasando el pueblo de cuba los llevo la cabecita de tu adorado comandante.

    el pueblo de cuba tiene que seguir callado sin decir lo que piensa, gracias a gente terrorista como tu que ametrallaba ambulancias y tiroteaban sitios de votacion. hasta cuando?

    Respuesta
  • como mismo sanciono el gobierno de cuba, por la fuerza, a todo aquel que tuviese una propiedad en la isla, y jamas le pago nada en reembolso, o sea SE LO ROBARON usando cochinamente el nombre de patria, justicia y cuanta boberia le han metido y mentido al cubano. ahora Elio se nos queja porque le aplican una ley un poquito parecida a la que el gobierno no electo por nadie y defendido por el a punta de metralla contra las ambulancias, hay que tener cara y ser descarado a la vez.

    Respuesta
  • Don Elio.

    ¿Por qué omite usted la parte de la historia que no le conviene escribir? En un periódico tan plural como este, usted, por respeto a sí mismo, no debería caer en esas “distracciones” voluntarias.

    La Alemania Hitleriana fue derrotada por los ejércitos aliados. Los “Aliados” hicieron retroceder al nazismo y lo derrocaron. El 1 de septiembre de 1939, con la invasión de Alemania a Polonia dio inicio la Segunda Guerra Mundial. Con el total apoyo de la URSS. Alemania inició la operación, mientras Reino Unido, Francia, Australia y Nueva Zelanda le declararon la guerra a Alemania el 3 de ese mismo mes. El 17 de septiembre, la URSS invadió Polonia desde el este y el 30 de noviembre, los soviéticos atacaron Finlandia. Al año siguiente, la URSS se anexó los estados bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) junto con partes del Reino de Rumanía. El pacto germano-soviético llegó a su fin con la invasión alemana a la URSS, el 22 de junio de 1941.

    Los Estados Unidos se unieron a los Aliados tras el ataque a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941. En la Declaración de las Naciones Unidas, el 1 de enero de 1942, se unieron oficialmente 26 naciones como aliadas (la declaración formó también las bases para la ONU). Países como México, Colombia y Brasil se unieron a la guerra por ataques por parte de los alemanes a sus navíos, aportando a la guerra participación significativa, la cual ayudó en la recta final de la guerra mundial.

    El lanzamiento de las dos bombas atómicas (acto espeluznante lo digo sin temor) no se debe simplemente al hecho de demostrar su poderío imperial como lo cuenta usted: Veamos un poquito los hechos que acontecieron al final de la II Guerra Mundial para poder llegar al lanzamiento de las bombas.

    El ataque a Pearl Harbor fue una ofensiva militar sorpresa efectuada por la Armada Imperial Japonesa contra la base naval de los Estados Unidos en Pearl Harbor en la mañana del domingo 7 de diciembre de 1941. Los norteamericanos perdieron 188 aeronaves, murieron 2403 estadounidenses y otros 1178 resultaron heridos de diversa consideración. El ataque conmocionó profundamente al pueblo estadounidense y llevó directamente a la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, tanto en los teatros de guerra de Europa como del Pacífico. Al día siguiente de esta ofensiva, 8 de diciembre, Estados Unidos le declaró la guerra al Imperio del Japón. El apoyo interno en Norteamérica a la no intervención en el conflicto mundial, que había sido fuerte, desapareció, mientras que la asistencia clandestina al Reino Unido fue reemplazada por una alianza plena. La Alemania nazi y la Italia fascista declararon la guerra a Estados Unidos el 11 de diciembre, en respuesta a las operaciones puestas en marcha en contra de la potencia asiática del Eje.

    El ataque de Pearl Harbor pudo haber tenido mayores consecuencias en el transcurso de la guerra. Los depósitos de combustible, así como los portaaviones estadounidenses, no fueron el objetivo principal. De haber sido diferente, la llegada de Estados Unidos al Pacífico se hubiese retrasado de manera notable. Además, no hay que olvidar que este ataque tuvo como respuesta uno de los peores días de la historia. El lanzamiento de la bomba atómica de Nagasaki e Hiroshima dejó a Japón fuera de la contienda, con secuelas que duran en la actualidad.

    Cambiando sobre algo mucho más actual Don Elio, que presiento su ceguera política es de un espectro considerablemente amplio…

    ¿Entonces las bombas lanzadas sobre Siria por la aviación rusa no cuentan como una violación del derecho internacional? ¿O esas bombas sí iban teledirigidas contra los terroristas y no mataron civiles, sobre todo mujeres y niños, como hacen las que lanzan los aviones norteamericanos? ¿Los ataques químicos fueron perpetrados por los americanos? La historia: La ciudad de Duma -en las afueras de Damasco- padecía el mayor golpe sobre su población: Bashar Al Assad lanzaba un mortífero ataque para eliminar a los últimos rebeldes que se oponen a su dictadura. Pero el ataque no fue uno más. Fue químico. La denuncia fue hecha por la ONG Cascos Blancos y luego confirmada por los Estados Unidos y el Reino Unido, pese a la negativa sistemática del régimen y de sus aliados, Rusia e Irán. Al menos 70 civiles murieron, entre ellos menores de edad, como consecuencia del barril bomba que lanzaron desde un helicóptero. La mayoría de las víctimas perecieron por asfixia. Pero esa ONG no fue la única en denunciar el salvaje bombardeo. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que al menos 42 personas habían muerto en ataques pasados en los y que más de 500 personas han sufrido síntomas de asfixia tras un bombardeo cerca de la zona del Cementerio Antiguo.

    Don Elio, hoy usted debe tener en cuenta, antes de manipular la historia como en los libros de textos de los escolares cubanos, que existe un universo lleno de información al alcance de un “click” de ordenadores y que de la misma forma que usted escribe y recrea su historia, otros tan narradores como usted, tienen su parte de veracidad contada. La balanza no puede inclinarse poniéndole todo el peso sobre un platillo, la balanza de la historia tiene un equilibrio.

    Se olvida usted, voluntariamente, de muchas cosas de nuestra historia universal… Don Elio. Pero sólo le insinúo recapacitar antes de plasmar toda esa facundia llena de odio hacia el Gobierno Americano, que si no hubiera sido en parte por ese pueblo, hoy estuviéramos bajo el manto del comunismo sin derechos a saber la verdad y aplaudiendo a nuestros propios verdugos. Recuerde que Havana Times no es un libro de texto para los alumnos de las escuelas cubanas.

    Respuesta
    • como le vas a pedir balance a un tipo que tiroteaba ambulancias y sitios de votacion?

      Respuesta
      • No le he pedido “balance” a Don Elio después de leer casi todos los artículos que publica aquí (y en su muro de Facebook), pues no caben dudas que su “desequilibrio” es notable.
        Le he dicho, eso sí he hecho repetidas veces y no me cansaré, que antes de escribir eche una ojeada a su alrededor, sea crítico, investigue, profundice sobre la superficie de los problemas que nos golpean y llegue a las raíces. Don Elio no se da por enterado y mucho menos, interesado.
        Desafortunadamente su ceguera política le impide dar una opinión más interesante para los que dedicamos nuestro tiempo a leerle. Sus artículos llevan latente o no, un odio sin medidas, una animadversión desatinada, un rencor contra todo aquello que no sea de su ideología. Es un hombre marcado fuertemente por un dogma y dogmático se ha convertido.
        Usa, asimismo, para su propaganda, los mismos medios de comunicación que le proporciona el capitalismo (que tanto odia y critica) sin avergonzarse y se polariza como si de la edición del Granma (impresa) se tratara.
        ¡Pero no me apena a pesar de su edad! Es justamente un soldado de ese ejército que aludió el asesino Ernesto Guevara: “¡El odio es el elemento central de nuestra lucha! El odio tan violento que impulsa al ser humano más allá de sus limitaciones naturales, convirtiéndolo en una máquina de matar violenta y de sangre fría. Nuestros soldados tienen que ser así.”
        ¡Y lo fue, y lo es!

        Respuesta
  • Cuando alguien es un connotado ladron y estafador, nadie le presta o hace trato con el .Se empacharon en el 59 , ahora hay que aguantarse.

    Respuesta
  • elio se te olvido mencionar el imperio SOVIETICO

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.