Detienen a líderes estudiantiles en Nicaragua antes de reunión ONU

Por Gabriela Selser (dpa)

HAVANA TIMES – Seis líderes estudiantiles que han dirigido protestas antigubernamentales en Nicaragua fueron detenidos este martes por la Policía, en medio de la grave crisis que mañana miércoles se abordará por primera vez en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

El grupo de estudiantes fue capturado cuando se dirigía a una reunión en la capital y fue trasladado a la cárcel policial conocida como El Chipote, informó una representante de la Coalición Universitaria.

Uno de los detenidos es Edwin Carcache, miembro de la representación estudiantil en la opositora Alianza Cívica y conocido por su constante participación en manifestaciones y marchas antigubernamentales.

Los demás arrestados son los jóvenes Grecia Ramírez, Judith Mairena, Ariana Moraga, Iskra Malespín y Alejandro Centeno, todos pertenecientes a organizaciones estudiantiles y a la Alianza Cívica, indicó la fuente.

La captura ocurre 48 horas después de que la Policía anunciara que iba a “investigar a los organizadores y responsables” de una manifestación cívica realizada el domingo, que culminó con el incendio de una patrulla policial y tres heridos.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIIDH) de la OEA, dijo hoy a través de un tuit que su Misión Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) tuvo conocimiento de la detención. “Exhortamos al Estado de #Nicaragua a brindar datos sobre ubicación de los jóvenes y los motivos de las detenciones”, añadió el texto.

Asimismo, la CIDH condenó este martes las “agresiones e insultos” contra el obispo nicaragüense Rolando Álvarez por parte de simpatizantes del Gobierno de Daniel Ortega el pasado domingo e instó a “terminar con los discursos de estigmatización” que promueven la violencia.

En tanto, el poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal hizo hoy un “llamado urgente al mundo” para “que intervenga” y ayude a que “cese inmediatamente la represión” del Gobierno de Ortega contra los opositores.

“Hemos tenido masacre, prisioneros, secuestros, tortura (…) Que cese inmediatamente esta represión es lo que exigimos ahora”, agregó el laureado autor de “El Evangelio de Solentiname”, al referirse a la actuación de la Policía y paramilitares contra opositores.

Por su parte, la no gubernamental Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) elevó a 481 la cifra de muertos y a 3.962 la de heridos durante la grave crisis que comenzó el 18 de abril, según un informe distribuido en Managua.

La crítica situación que vive el país será abordada mañana por el Consejo de Seguridad de ONU, confirmaron hoy fuentes oficiales en Nueva York.

La embajadora estadounidense Nikki Haley, quien recientemente asumió la presidencia rotativa del Consejo de Seguridad, consideró “importante que el mundo y el Consejo de Seguridad sepan lo último sobre la situación” del país centroamericano a través del informe “Cooperación entre Naciones Unidas y Organizaciones Regionales en el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad Internacionales: La Situación en Nicaragua”.

La declaración de Haley se da cuatro días después de que fueran expulsados de Nicaragua los delegados de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (OACNUDH), presuntamente en respuesta al duro informe del organismo en el que acusó al Gobierno de ejercer “represión y represalias” en múltiples formas sobre la población desde abril.

La OACNUDH, ahora con la ex presidenta de Chile Michelle Bachelet a la cabeza, lamentó lo sucedido y aseguró que pese a haber salido del país seguirá monitoreando los atropellos que se cometen en Nicaragua.

A su vez, el Ministerio de Exteriores alemán condenó “enérgicamente” el “aumento de la represión y la criminalización de las protestas en Nicaragua” e instó a todas las partes a buscar una salida pacífica a la crisis “por el bien del país”, reanudando “el proceso de diálogo nacional sin demora”.

La vicepresidenta Rosario Murillo llamó en tanto a los nicaragüenses a “un hermoso proceso de reconciliación”, pero calificó a los opositores como “minúsculos grupos llenos de odio que operan como demonios y diablos” para dividir al país.

——-

Policía de Nicaragua mantiene en prisión a dos líderes estudiantiles 

La Policía de Nicaragua mantenía hoy miércoles bajo arresto a dos dirigentes del movimiento estudiantil, de un grupo de seis (dos varones y cuatro mujeres) que fueron detenidos el martes en Managua por dirigir protestas antigubernamentales, informaron fuentes opositoras, reportó dpa.

En un comunicado en su cuenta de Twitter, la coalición Alianza Cívica reportó la liberación de las cuatro jóvenes detenidas -Grecia Ramírez, Judith Mairena, Ariana Moraga e Iskra Malespín- pero indicó que permanecen presos los universitarios Edwin Carcache y Alejandro Cáceres.

“Las cuatro estudiantes apresadas esta mañana han sido liberadas. Seguiremos luchando por la liberación de Edwin, Alejandro y los cientos de presos políticos #NoALaCriminalizaciónDeLaProtesta”, señaló la coalición integrada por estudiantes, empresarios y sociedad civil.

El grupo fue capturado por la Policía cuando se dirigía a una reunión y llevado a la cárcel policial conocida como El Chipote. En respuesta, decenas de jóvenes realizaron un “plantón” de protesta la noche del martes para demandar su liberación.

Edwin Carcache es miembro de la Alianza Cívica y muy conocido por su participación en ruedas de prensa y protestas contra el presidente Daniel Ortega, mientras que Cáceres es miembro del Movimiento Universitario 19 de Abril.

La detención se produjo 48 horas después de que la Policía anunciara que iba a “investigar a los organizadores y responsables” de una manifestación realizada el domingo, que culminó con el incendio de una patrulla policial y tres heridos.

El hecho sucede en vísperas de una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la que este miércoles se abordará por primera vez la “crítica situación” de Nicaragua, a propuesta de la embajadora estadounidense Nikki Haley, presidenta del organismo.

“Mi pregunta es: ¿cuántas personas deben morir antes de que (la crisis nicaragüense) se convierta en una cuestión de paz y seguridad?”, dijo Haley al defender la convocatoria a la reunión, que ha generado grandes expectativas entre los opositores en Managua.

“Esperamos que actúen pronto, que actúen en favor de los derechos humanos del pueblo de Nicaragua”, declaró a dpa Sandra Ramos, representante de las mujeres y la sociedad civil en la Alianza Cívica.

Violeta Granera, del opositor Frente Amplio por la Democracia (FAD), consideró que la discusión en el Consejo de Seguridad “pondrá en el tapete la brutal represión del régimen de Ortega, que ya no puede seguir engañando a nadie”.

“El solo hecho de que la ONU ponga en agenda el tema de los derechos humanos en Nicaragua es altamente relevante. Ortega está más aislado que nunca”, comentó a su vez el ex comandante guerrillero Hugo Torres, vicepresidente del disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

En tanto, el poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal emitió un “llamado urgente al mundo” para “que intervenga” y ayude a que “cese inmediatamente la represión” en Nicaragua, donde “Daniel Ortega y su mujer, Rosario Murillo, se han adueñado del país”.

La sesión será monitoreada por la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, nombrada alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, cuya oficina emitió el martes un comunicado deplorando la expulsión de Nicaragua de un equipo de trabajo días después de cuestionar duramente al Gobierno de Ortega.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.