No ‘Mission Accomplished’ in Libya Claimed Yet in Washington

Por corresponsales * – IPS/Al Jazeera

HAVANA TIMES, 22 agosto (IPS) — El rebelde Consejo Nacional de Transición de Libia anunció el fin del régimen de Muammar Gadafi, cuyo paradero actual se desconoce mientras prosiguen los combates en Trípoli.

Nuevos enfrentamientos se produjeron este lunes en la capital, luego de que tanques partieran de Bab al-Azizyah, el bastión de Gadafi, para resistir el asalto de los rebeldes, que habían tomado control de gran parte de la ciudad por la noche.

Ciudadanos opositores al régimen habían celebrado en calles del centro de la capital, pero debieron retirarse ante la presencia de francotiradores leales Gadafi.

Zeina Khodr, corresponsal de Al Jazeera y quien avanzó junto a los rebeldes por la noche, informó que la situación de seguridad en la ciudad era “endeble” a pesar de que había festejos en las calles.

“Hay fuerzas de Gadafi aún dando batalla”, indicó.

“Los rebeldes todavía deben hacer un último avance hacia Bab Al Azizyah”, añadió, aclarando que aún no estaba claro cuándo se haría esa ofensiva.

Mientras, en conferencia de prensa realizada en el baluarte rebelde de la nororiental ciudad de Bengasi, el líder del Consejo, Mustafa Abdel Jalil, reconoció que Libia todavía afrontaba muchos desafíos, como mantener la ley y el orden.

“Jalil habló largamente y dijo que no iba a ser un lecho de rosas, y que grandes desafíos estaban por delante para el pueblo libio”, informó Jacky Rowland, de Al Jazeera, desde Bengasi.

Rowland señaló que Jali era “una voz muy moderada, una voz llamando al sentido común y a la razón”.

“Exhortó al pueblo en Trípoli a respetar la vida y la propiedad de la gente. También subrayó que las personas no debían tomar justicia por mano propia”, añadió la corresponsal.

Jalil sostuvo que Gadafi había dejado un legado de violencia contra su propio pueblo y contra el mundo.

El líder rebelde dijo esperar que Gadafi fuera capturado vivo para ser enviado a juicio.

“Le proveeremos un juicio justo. Pero no tengo idea de cómo se defenderá contra esos crímenes que cometió contra el pueblo libio y el mundo”, señaló.

Todavía no se conoce el paradero de Gadafi. El líder libio transmitió una serie de furiosos y desafiantes mensajes de audio en los últimos días, asegurando que no se rendiría.

En los últimos mensajes reconoció que las fuerzas de la oposición se acercaban a Trípoli y alertó que la ciudad se convertiría en otra Bagdad. También llamó a las tribus de Libia a marchar en defensa de la capital.

“¿Cómo pueden permitir que Trípoli, la capital, vuelva a estar ocupada?”, señaló. “Los traidores están preparando el camino para que sean desplegadas fuerzas de ocupación” en la ciudad.

Rebeldes y residentes de Trípoli intentaban mantener el orden en la ciudad este lunes, indicó Khodr.

“El pueblo de Trípoli realmente está manteniendo la ley y el orden en las áreas que ahora controla”, informó el corresponsal de Al Jazeera.

“Han instalado puestos de vigilancia. Registran los automóviles y buscan posibles partidarios de Gadafi, pues desde la noche pasada temen que haya células dormidas (leales al régimen) en la capital”, añadió.

Conforme se intensificaron los combates, se informó que periodistas extranjeros habían quedado atrapados en el hotel Rixos, donde han estado durante todo el conflicto.

“No se les permite abandonar el hotel porque hay hombres de Gadafi en el área”, informó Khodr.

Un combatiente rebelde en Trípoli dijo a Al Jazeera que solo 20 por ciento de la ciudad permanecía bajo control de Gadafi.

“Las fuerzas de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) están sobre nosotros. No sé si van a atacar o simplemente están aquí para vigilancia”, señaló.

En tanto, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo que la alianza estaba dispuesta a trabajar con el Consejo rebelde. “Nuestra meta en todo este conflicto ha sido proteger al pueblo de Libia”, indicó.

Ante el avance rebelde, comenzaron las especulaciones sobre a dónde podía huir Gadafi si Trípoli cae en manos rebeldes.

En conferencia de prensa, el canciller de Sudáfrica, Maite Nkoana-Mashabane, indicó que Pretoria no iba a facilitar la salida del líder libio de 69 años, y señaló que no sabía su actual paradero.

Además, el ministro dijo que Sudáfrica no tenía planes en el momento de reconocer al gobierno rebelde si caía el régimen de Gadafi.

“Los propios libios deben tener la posibilidad de decidir el futuro de su país y el futuro de Gadafi”, dijo Nkoana-Mashabane.

El corresponsal de Al Jazeera en Johannesburgo, Haru Matasa, dijo que se hablaba de Angola y Zimbabwe como los más probables lugares a donde el líder libio podría huir.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *